Artículos Belleza Cuidado de la piel

Mi rutina de cuidado facial (skincare) | 2022

Todas sabemos que seguir una rutina de cuidado facial debería ser tan importante para nosotras como el paso a paso a la hora de maquillarnos. Pero… ¿realmente cumplimos al final del día? Bueno, personalmente me cuesta bastante seguir cualquier tipo de rutina. Así que hoy, mi alma bella, te quiero compartir mi pequeña pero altamente efectiva rutina de limpieza y cuidado facial que sigo tanto por la mañana como por la noche.

Lo primero que me gustaría destacar es que en realidad, esta es una versión «minimal» o «vaga» de una rutina de limpieza facial coreana completa. En verdad, siempre que puedo utilizar todos los productos de la rutina de limpieza facial coreana, lo hago. Lleva más tiempo y créeme que la diferencia se nota, sobre todo a través del tiempo.

¡Pero no te preocupes! De verdad que no hace falta que sigas una rutina al estilo coreano. Esa rutina consta de 10 pasos, tanto por la mañana como por la noche. Hoy, en mi versión, te voy a compartir una limpieza bastante completa en sólo 4-5 pasos claves, y algunos extras de vez en cuando. ¡Aquí vamos! ✨

 

1º PASO: Limpiador

Puedes comenzar utilizando un limpiador, sea a base de aceite o a base de agua. También puedes utilizar ambos, pero de ser el caso primero utiliza el de aceite, y luego el de agua. El limpiador a base de aceite limpiará cualquier tipo de producto que cargues en tu piel que sea grasoso, como por ejemplo protector solar, maquillaje o inclusive los aceites naturales de la piel.

Y, por otro lado, el limpiador a base de agua limpiará los restos de base acuosa, como puede ser el sudor o células muertas de nuestra piel. Sea cual sea que utilices (o ambos) aplícatelo con masajes circulares en todo el rostro. Esto aparte de estimular positivamente la piel también ayuda a liberar tensiones. Si es a base de agua, luego enjuaga, en lo posible con agua tibia-caliente, así dilatas los poros para el siguiente paso.

Limpiador a base de aceite

Limpiador a base de agua

Ver en Amazon Ver en Amazon

 

2º PASO: Exfoliante (sólo 1 vez a la semana)

Una vez (¡importante! sólo UNA vez) a la semana, luego de haber limpiado el rostro, es conveniente hacer una exfolición. Exfoliando eliminamos las células muertas y limpiamos en profundidad los poros. La sensación luego de exfoliarnos la piel es realmente maravillosa. Se siente súper fresca y extra limpia – y, manteniendo este tratamiento 1 vez a la semana prevenimos la aparición de acné y puntos negros.

Exfoliante facial

Ver en Amazon


3º PASO: Tónico

Luego de lavarnos el rostro, el pH de la piel seguramente se vea alterado, por lo que vamos a necesitar un tónico para re-equilibrarlo. Un tónico hidrata y fomenta la correcta absorción de los productos que aplicaremos en los pasos posteriores (los cuales son súper importantes para mantener la salud de la piel). También, hay tónicos con diferentes atributos.

Yo, por ejemplo, normalmente uso tónicos calmantes e hidratantes. Hay tónicos pensados para pieles con acné, pieles con rosácea, etc. Será cuestión de que conozcas tu piel y elijas el que mejor se adapte a ti. Aquí te dejo algunas opciones diferentes para que escojas:

Tónico con ácido glicólido

Tónico calmante

Tónico refrescante

Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

 

4º PASO: Serum

Ahora sí es el momento de aplicarnos un serum. Los serums son líquidos súper hidratantes con diferentes agentes saludables para nuestra piel. Podemos encontrar muchísimos serums diferentes como para prevenir arrugas, para tratar las manchas de la piel, para reducir la apariencia de los poros, para tratar el acné, con ácido hialurónico y etc. Personalmente es de mis pasos favoritos, y es que la apariencia que va cogiendo la piel a través de las semanas de usar serums es sencillamente maravillosa. Aparte, suelen venir con perfumes naturales y luego de aplicarlos olemos fenomenal.

Serum con vitamina C

Serum con ácido hialurónico

Ver en Amazon Ver en Amazon

 

5º PASO: Crema hidratante

Ahora sí, ha llegado la hora de ir terminando nuestra rutina de skincare. Vamos a aplicar como último paso una crema hidratante. La crema va a hidratar todas las capas de la superficie de nuestra piel y aparte va a sellar dentro todos los productos que aplicamos en los pasos anteriores. La densidad de las cremas puede variar un poco si tenemos la piel más seca o más grasa, pero todas cumplen prácticamente la misma función. Eso sí, es importante que conozcas el tipo de piel que tienes para poder elegir adecuadamente una crema que te siente bien.

Crema facial calmante

Crema con ácido hialurónico

Crema con jojoba

Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

 

Algunos extras

Para concluir, te quería compartir algunas mascarillas divertidas extras para que utilices 1 vez a la semana. Te listo diferentes opciones, todas divertidas y con ricos perfumes y texturas.

Mascarilla antienvejecimiento de kiwi

Mascarilla con vitamina C

Mascarilla con ingredientes vegetales

Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

 

¡Y eso sería todo, mis almas bellas! ¿A que no es tanto, eh? Te prometo que coger la costumbre en la rutina es más sencillo de lo que parece, y te prometo que los resultados LO VALEN por completo.

Personalmente me llevó meses tomar la costumbre, pero hoy en día no puedo irme a dormir sin haberme limpiado bien el rostro. La sensación de levantarse y comenzar el día con la piel fresca, e igual irse a dormir con la piel hidratada y limpia… es sencillamente inigualable. Y ni hablar de la sensación de que un día más, cumplí con mi cuidado del rostro. Nada sienta mejor 💖

Espero que te haya servido y de ser así, que lo compartas con tus amigas y familiares.

Siempre con amor,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *